¿Tienen problemas Uber y Lyft? Ya les han costado a los inversores 34.000 millones

Uber y Lyft, pioneros en el transporte de pasajeros, le han costado a los inversionistas 34.000 millones de dóalres en pérdidas de accionistas hasta ahora.

Las pérdidas de los inversores de esa magnitud en tan poco tiempo son inusuales.  (Las dos empresas salieron a bolsa este año). ¿Qué causó esta calamidad?

Los inversores pagaron el mayor precio que se ha conocido por acciones hasta el momento, en que se ofrecieron al público por primera vez la pasada primavera.

Obviamente, lo hicieron con falta de diligencia debida. Pero hay más. Uber y Lyft se presentaron como empresas de alta tecnología y con dominio del mercado.

Uber y Lyft se vistieron como compañías tecnológicas porque las empresas tecnológicas tienen las valoraciones más altas del mercado de valores.

También lo hacen las empresas con dominio del mercado, desde Coca-Cola Co. hasta Canadian Tire Corp. Ltd., y hasta que se hicieron públicas este año, Uber y Lyft eran «unicornios», un término para empresas privadas que se cree que valen 1.000 millones o más si se negociaran públicamente.

Otros ejemplos son We Co., sociedad de cartera de WeWork, una empresa de arrendamiento de oficinas que opera en una «plataforma» tecnológica; y Juul Labs Inc., cuyo objetivo es reemplazar el tabaco por vapeo.

Los inversores generalmente han esperado grandes cosas de los unicornios una vez que se hacen públicos. Sin embargo, cada una de las firmas antes elogiadas ahora está en problemas.

Uber, Lyft y WeWork han acumulado una pérdida combinada de 8.900 millones en sus últimos tres años fiscales. Además, Juul fue castigado este año con amenazas regulatorias de los EE.UU. para retirar del mercado los productos de vapeo, debido a preocupaciones de salud.

En una minuciosa inspección, Uber, Lyft, WeWork y Juul no coinciden con su autodescripción. Fraseando la broma de Voltaire sobre el Sacro Imperio Romano, no son firmas tecnológicas, ni dominantes, ni participan en industrias que cambian el mundo.

Uber y Lift son un servicio de taxi con una aplicación. WeWork arrienda espacios de oficinas, los divide y los alquila, lo que se hacía con las casas de la playa en la década de 1940, y el vapeo, simplemente cambia un hábito dudoso por otro.

Pero los inversores motivados para aprovechar las empresas del cambio del mundo y las enormes ganancias del mercado de valores que obtuvieron de ellas decidieron no mirar más allá de la exageración.

Y los unicornios hicieron todo lo posible para billarlos.

Centrémonos en solo dos de los unicornios más grandes, Uber y Lyft

Uber, seguido por Lyft, irrumpió con arrogancia en el mercado de Toronto, asustando tanto a la industria local de taxis y a los funcionarios cívicos, que se congelaron en dar respuestas. Esa fue una estrategia calculada de blitzkrieg repetida en decenas de ciudades de todo el mundo.

Con base en esa apariencia de dominio, los inversores, como se señaló, adquirieron las acciones excesivamente caras de Lyft y Uber la primavera pasada. Desde entonces, las acciones de Uber han caído un 41% en valor, y las acciones de Lyft han bajado un 45%.

¿Qué pasó con la exuberancia del inversor anterior?

Los tribunales y legisladores norteamericanos están ahora listos para reclasificar a los trabajadores en la llamada economía de los trabajadores a tiempo parcial, incluidos los de Uber y Lyft, como empleados en lugar de como autónomos.

Estos son los casos de: La Nueva Ley de CaliforniaLos preparativos de las leyes de Nueva York.

Asimismo, centrándonos en norteamérica, donde parecía que todo estaba permitido, también Nueva Jersey reclama a Uber 649 millones de dólares de impuestos.

Pero, la revuelta es global.  Los cinco continentes parece que se hayan aliado en una lucha sin cuartel, la lucha Anti-Uber.

La economía del intercambio nos miente, tratando de hacernos pensar que es lo mismo que una sociedad de acciones. Pero nada que esté en torno al dinero es algo que realmente se quiera compartir.

Eso destruye el modelo de negocio de viajes compartidos, que se basa en mano de obra barata.

Como empleados, los trabajadores de viajes compartidos tendrían derecho a un salario más alto, ya que la mayoría ganan menos del salario mínimo, y a cobertura médica y pensiones.

El flujo constante de informes de noticias en ese frente este verano finalmente atrajo la atención de los accionistas sobre el desempeño financiero crónicamente terrible de Uber y Lyft, y las acciones de las empresas comenzaron a caer.

Piense en la pérdida de inversionistas hasta ahora en Uber y Lyft como una lección de 34.000 para mantener su camisa durante la locura del punto com, derivados, vivienda y unicornios.

¿Tienen problemas Uber y Lyft? Ya les han costado a los inversores 34.000 millones

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here