Nueva Jersey reclama a Uber 649 millones de dólares de impuestos

El estado de Nueva Jersey pide a Uber debe 649 millones de dólares en impuestos laborales no pagados, porque clasificó erróneamente a sus conductores como autónomos.

Una auditoría realizada por el Departamento de Trabajo y Desarrollo de la Fuerza Laboral del estado descubrió que Uber no había pagado 530 millones en impuestos de seguro de desempleo y discapacidad entre 2014 y 2018.

Los intereses y multas sobre las cantidades impagadas suman otros 119 millones.

Uber clasifica a sus conductores como autónomos, no empleados, una designación que permite a la compañía evitar la declaración de beneficios.

Aunque la auditoría de Nueva Jersey se refiere solo al seguro de desempleo y discapacidad, dice que la ley estatal también requiere que Uber pague las diferencias de salario mínimo y el pago adicional por horas extras.

Nueva Jersey es uno de varios estados que han cuestionado las prácticas de empleo y pago de Uber.

El caso de Nueva Jersey es el primero en el que un gobierno local ha solicitado impuestos atrasados ​​de Uber.

El Senado de Nueva Jersey adoptó una legislación la semana pasada que obligaría a ciertas empresas a clasificar a los trabajadores como empleados y exigiría que brinden protecciones básicas y beneficios como pago de horas extras, seguro médico y de desempleo.

Los costes laborales de las compañías como Uber y Lyft podrían aumentar hasta un 30 por ciento si el proyecto de ley sale adelante en Nueva Jersey.

«Solo durante el año pasado, la clasificación errónea ha costado a las empresas de Nueva Jersey 300 millones más por empleado debido a que los empleadores no financian adecuadamente el Fondo Fiduciario del Seguro de Desempleo«, dijo el comisionado de Trabajo Robert Asaro-Angelo.

Además, los empleados que están clasificados erróneamente como autónomos, pagan el doble de impuestos, porque pagan tanto los suyos como la parte que su empleador habría pagado si se hubieran clasificado adecuadamente».

El Servicio de Impuestos Internos exige que los contratistas paguen un impuesto por trabajo por cuenta propia.

A principios de este año, Uber no estuvo de acuerdo con la idea de que sus conductores son empleados y solicitó una revisión legal del problema.

Uber, Lyft y otros servicios de viajes compartidos consideran su negocio como un centro de intercambio de información.

Una nueva ley en California podría requerir que las compañías designen a los conductores como empleados, y se está considerando una legislación similar en Nueva York, el estado de Washington y Oregon.


Relacionado:

Seguirá Nueva York a California en cuanto a la regulación a Uber

 

Seguirá Nueva York a California en cuanto a la regulación a Uber?

 

Nueva Jersey reclama a Uber 649 millones de dólares de impuestos

Comments are closed.