Uber monta sus propias paradas en Londres y ‘TfL se hacen los tontos’

Nos veremos ‘obligados a tomar el asunto en nuestras propias manos’. As√≠ han advertido los representantes del sector del taxi en Londres al regulador Transport for London (TfL).

Y es que Uber a montado sus propias paradas de taxi en las emblem√°ticas calles Soho, a lo que llaman ‘puntos de recogida‘.

Seg√ļn la Asociaci√≥n de conductores de taxis con licencia (LTDA), han comenzado a recopilar pruebas para emprender acciones legales contra los conductores que estacionen en estos puntos.

Las noticias de los nuevos ‘puntos de recogida de Uber’ comenzaron a difundirse a finales de abril cuando se envi√≥ un mensaje de la empresa de transporte a los clientes, donde se detallaba informaci√≥n sobre las nuevas ubicaciones.


También te puede interesar:


En el mensaje se destacan tres nuevos puntos de recogida ubicados en la concurrida calle Wardour, Romilly Street y Archer Street del Soho.

Sin embargo, tanto LTDA como United Cabbies Group (UCG) contactaron r√°pidamente con el regulador Transport for London alegando que lo que Uber llama puntos de recogida, en realidad se llama paradas de taxis.

Se considera que mostrar la disponibilidad al p√ļblico para un viaje inmediato es el derecho exclusivo de un taxi. Solo los taxis con licencia pueden recoger en la calle o formar paradas de taxis que muestren su disponibilidad.

Los representantes han pedido que TfL lleve a cabo una aplicaci√≥n inmediata si los nuevos ‘Puntos de recogida’ se activan.

Steve McNamara, secretario general de LTDA, dijo en el diario de Londres TAXI:

‚ÄúA fines de abril, nos dimos cuenta de los planes de Uber para crear lo que describen como ‘puntos de recogida’ en el Soho y sus alrededores debido a los cierres de algunas calles¬Ľ.

Cuando Uber comenzó a enviar correos electrónicos, mensajes de texto y notificaciones automáticas a sus clientes para informarles de sus planes, McNamara se comunicó con los funcionarios TfL para informarles, plantear sus inquietudes y pedirles que tomaran medidas de cumplimiento inmediatas si Uber seguía adelante.

Desde entonces, TfL no ha actuado, afirmando que ‘no es tan simple’. Dicen que est√°n ‘investigando este problema’ y han desplegado oficiales para monitorear lugares espec√≠ficos para asegurarse de que ning√ļn veh√≠culo est√© obstruyendo las calles.

McNamara a√Īadi√≥:

‚ÄúEn una llamada con funcionarios de TfL y otros representantes comerciales la semana pasada, se hizo evidente que no tienen planes inmediatos para condenar las acciones de Uber y dejar en claro a la compa√Ī√≠a que el uso de estos puntos no ser√° tolerado.

Decid√≠ que ya era suficiente y aprovech√© la oportunidad para dejar muy clara nuestra postura. Le dije que TfL estaba incumpliendo su deber como regulador y que ten√≠an la obligaci√≥n de actuar para respetar la ley y evitar que Uber se estableciera¬Ľ.

McNamara explicó también a TfL que, si se negaban a actuar, se verían obligados a tomar el asunto en sus propias manos, reuniendo pruebas para llevar a cabo las denuncias pertinentes, como ya han hecho en numerosas ocasiones.

Esperamos a ver si act√ļan y seguiremos de cerca la situaci√≥n. Mientras tanto, los taxistas se han puesto en contacto con los miembros de la Asamblea de Londres para exigirles que responsabilicen a TfL sobre este asunto¬Ľ.

Los lazos entre Uber, TfL y Downing Street

David Cameron está siendo investigado por presionar a Boris Johnson en nombre de Uber. Los estrechos vínculos entre la administración de David Cameron y Uber hicieron que Downing Street ejerciera presión sobre Londres para que no introdujera regulaciones estrictas sobre la empresa de transportes Uber.

Daniel Korski, asesor principal de David Cameron ayud√≥ en secreto a Uber casi dos a√Īos antes de que Downing Street lanzara su campa√Īa de cabildeo para proteger a Uber.

Cameron y George Osborne dijeron a sus asistentes que presionasen a Boris Johnson, quien era alcalde de Londres, para evitar las restricciones.

Uber monta sus propias paradas en Londres y ‘TfL se hacen los tontos’