Uber quiere reunirse con el gobierno de Hong Kong al perder el juicio para operar

Uber está intentando que el gobierno de Hong Kong le conceda una reunión urgente, después de haber perdido el histórico juicio para poder operar.

Hong Kong fue una de las primeras ciudades a las que se llegó Uber mientras se expandía rápidamente fuera de Estados Unidos.

Pero durante los últimos seis años ha operado ilegalmente.

En 2018, un grupo de 24 conductores de Uber fueron sancionados y condenados por transportar pasajeros sin un permiso y su apelación se ha abierto camino en los tribunales.

El martes, el juez superior de la ciudad en el Tribunal de Apelación Final desestimó el caso antes de que comenzara la audiencia. El tribunal no explicó los motivos, pero se espera que pronto se publique la sentencia.

Uber dijo que estaba «decepcionado» por la decisión:

«Hacemos una llamada urgente al Gobierno para que se reúna con nosotros para que todos los participantes del sector puedan trabajar juntos y encontrar una solución».

Las dificultades de Uber se centran más en cuestiones burocráticas y la negativa de la empresa a cumplir con la normativa.

Han presionado a los políticos como hacen en todo el mundo, pero el soborno no a dado sus frutos dentro del gobierno de Hong Kong.

En julio, Uber dijo que había archivado una oferta para trasladar su sede regional de Singapur a Hong Kong y dijo que no había recibido «el nivel de certeza del gobierno que necesitamos».

La firma ha ofrecido su aplicación a los taxistas, pero prácticamente la totalidad de los 18.000 taxis que operan, la han rechazado.

Contenido protegido con copyright excepto para los clientes abonados a Todotaxi y según los términos de su contrato.

Uber quiere reunirse con el gobierno de Hong Kong al perder el juicio para operar