Vitoria dispone de 16 taxis eléctricos, muy lejos del objetivo del Gobierno Vasco

El objetivo del Gobierno Vasco de transformar toda la flota de taxis de Vitoria para el 2030, parece casi inalcanzable.

Así lo ha indicado la responsable de Alatax, Ana Herrero, en una entrevista en El Correo.

Herrero sustituyó a Izaskun López de Sosoaga el pasado 1 de junio y es la segunda mujer –de apenas seis entre un total de 194 profesionales– que coge las riendas de Alatax.

A pesar de que el Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha estado concediendo ayudas para la compra de taxis eléctricos desde el 2019, cuando la ciudad contaba solo son 6 vehículos, la cifra actual de 294 taxis parece inalcanzable para el 2030.

Hasta ahora las convocatorias de subvenciones para la adquisición de vehículos eléctricos puros en el servicio de taxi de Vitoria-Gasteiz, ha alcanzado su quinta edición.

Apoyar la sustitución de vehículos a motor de combustión por vehículos nuevos eléctricos en los diferentes modos de transporte público es un objetivo estratégico dentro de las políticas de movilidad sostenible.

De este modo se contribuye a la mejora de la calidad del aire mediante la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Igualmente, la electrificación del transporte ayuda a reducir la contaminación acústica y el consumo de energía.

Sin ayudas directas del Gobierno vasco y una red pobre de electrolineras, parece difícil transformar la flota antes de 2030.