Home Internacional Falsos autónomos: la administración Biden cambiará las reglas para los trabajadores de...

Falsos autónomos: la administración Biden cambiará las reglas para los trabajadores de Uber

Se abren los comentarios públicos sobre la regla durante 45 días, hasta el 28 de noviembre de 2022

la administración Biden cambiará las reglas para los trabajadores de Uber

El Departamento de Trabajo se ha propuesto acabar con los falsos autónomos en la contratación de los trabajadores de Uber y otras empresas

Un nuevo borrador de propuesta publicado por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos (DOL) este martes 12 de octubre tiene como objetivo rescindir una regla de la era Trump que facilitó que las empresas clasificaran a los trabajadores como falsos autónomos.

El objetivo del departamento es frenar la «clasificación errónea» de los trabajadores, que conduce a denegar los servicios básicos de protección a los trabajadores, como el salario mínimo, el pago de horas extras, la atención médica y otras protecciones previstas en la Ley de Normas Laborales Justas (FLSA).

En teoría, la regla probablemente no entrará en vigor sin intentos de diluirla por parte de las empresas, como Uber, Lyft y DoorDash, que se ahorran importantes costes laborales gracias al sistema de contratación actual.

El departamento de trabajo recibirá comentarios públicos sobre la regla durante 45 días, hasta el 28 de noviembre de 2022.

Falsos autónomos

“Si bien los autónomos tienen un papel importante en nuestra economía, hemos visto en muchos casos que los empleadores clasifican a sus empleados como falsos autónomos, particularmente entre los trabajadores más vulnerables de nuestra nación. La clasificación errónea priva a los trabajadores de sus protecciones laborales federales, incluido su derecho a que se les pague la totalidad de sus salarios ganados legalmente”, dijo el secretario de Trabajo Marty Walsh.

Elevando el listón de los trabajadores de transporte y reparto

El departamento de trabajo propuso usar una «prueba de realidad económica multifactorial» de seis puntas, que evaluará:

  • La medida en que los servicios en cuestión son una parte integral del negocio del “empleador”
  • El montante de la inversión del denominado “contratista” en instalaciones y equipos
  • La naturaleza y el grado de control por parte del principal
  • Oportunidades de ganancias y pérdidas
  • La cantidad de juicio de iniciativa o previsión requerida para el éxito de la empresa independiente reclamada
  • La permanencia de la relación

Historia a nivel federal

7 de enero de 2021: el presidente Donald Trump firma una regla que facilita la clasificación de los trabajadores como autónomos solo unas semanas antes de dejar el cargo.

5 de febrero de 2021: DOL publica una propuesta para retrasar la fecha de entrada en vigor de la Regla de Contratista Independiente (autónomos) hasta el 7 de mayo de 2021, 60 días después de la fecha de entrada en vigor original.

4 de marzo de 2021: DOL publica una regla final que bloquea el aplazamiento.

12 de marzo de 2021: el departamento de trabajo publica un aviso de propuesta de reglamentación (NPRM) para retirar la regla de autónomos.

5 de mayo de 2021: el presidente Joe Biden finalmente bloquea la regla de la era Trump, alegando que está “en tensión” con la FLSA.

3 de junio de 2022: DOL anuncia que está desarrollando una regla propuesta para determinar el estado de empleado u autónomo según la FLSA, y comienza a realizar foros para escuchar lo que las partes interesadas tienen que decir.

Mientras tanto, en California

2019: Se aprueba en California un proyecto de ley histórico, AB5, que establece un nuevo estándar para determinar si los trabajadores se clasifican correctamente como autónomos. Las empresas deben pasar una «prueba ABC» para clasificar a los trabajadores como autónomos, demostrando que (a) están libres del control de la empresa, (b) están haciendo un trabajo que no es central para el negocio de la empresa y (c) tienen un negocio independiente en ese sector.

2020: Después de un intenso cabildeo de los peces gordos de la industria como Uber, Lyft y DoorDash, los votantes de California aprueban la Proposición 22, que exime a los conductores de las empresas de transporte de la ley estatal que exige que sean designados como empleados.

2021: A medida que los trabajadores del sector comienzan a sufrir y ven la medida como un caso de “cebo y cambio corporativo”, un juez anula la medida electoral por inconstitucional, haciéndola inaplicable.

Noticias del taxi en California

Las empresas reciben un golpe

Las acciones de Uber cayeron un 10,42 % este martes, así como otras de transporte y entrega de alimentos, que en el pasado se han opuesto a esfuerzos similares, cayeron con la noticia. Entre los perdedores estaban, además de Uber, Lyft (10%) y DoorDash (6%).

En un intento por calmar los nervios de los inversores, Lyft dijo que «no hay un impacto inmediato o directo en el negocio de Lyft en este momento», y enfatizó que la regla no «reclasifica a los conductores de Lyft como empleados» ni «obliga a Lyft a cambiar nuestro modelo de negocio.” DoorDash también dijo que no “anticipa ningún cambio” en su modelo de negocio.

Uber se lo tomó con calma y expresó su entusiasmo por seguir discutiendo el tema con la Casa Blanca. “En un momento de profunda incertidumbre económica, es crucial que la administración de Biden continúe escuchando a los más de 50 millones de personas que han encontrado una oportunidad de ingresos con compañías como la nuestra”, dijo el jefe de asuntos federales de Uber, CR Wooters. “Esperamos un diálogo continuo y constructivo con la administración y el secretario Walsh a medida que avanza este proceso”.

Sin embargo, si el pasado es un precedente, los peces gordos como Uber no se inclinarán. En cambio, llevarán la pelea a los tribunales, dijo al Wall Street Journal Veena Dubal, profesora de la Facultad de Derecho Hastings de la Universidad de California.

error: Alerta: ¡¡El contenido está protegido!