La Consejería de Educación sigue atacando al taxi de Cantabria



La Federación Cántabra del Taxi ha vuelto a recurrir los pliegos del concurso del transporte escolar, pues consideran que la Consejería del Gobierno regional «sigue en su cruzada contra el sector del taxi de Cantabria para favorecer, descaradamente al del autobús, incluso contradiciendo las Resoluciones del Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TACRC)».

El colectivo basa su decisión en la resolución 1628/2021 que anuló el pliego, entre otros motivos, porque «el criterio de valoración es desproporcionado y que da una ventaja competitiva a quienes disponen de concesiones o autorizaciones para el transporte regular», aseguran.

Asimismo, señalan que «se prima de forma clara al autobús, transporte regular de uso general y existe un indisimulado intento de la Consejería de Educación del Gobierno de Cantabria, en connivencia con el sector del autobús, para limitar, disminuir o impedir la libre concurrencia del sector del taxi de Cantabria al servicio de transporte escolar».

Los taxistas concluyen que esta situación es algo que la Consejería «intenta año tras año de forma un tanto cansina, ajustando la tuerca del engranaje para poder hacer más difícil la legítima concurrencia de todos los sectores afectados para favorecer a uno en concreto, siempre sin justificarlo y sin documentar la necesidad».