El Juzgado anula la reducción de flota del taxi de Las Palmas

El juzgado de lo Contencioso-Administrativo 4 de la capital grancanaria ha ordenado la suspensión cautelar de la orden del Ayuntamiento que restringía al 50% el servicio del taxi en la ciudad, de forma que las licencias pares trabajen solo los días pares, y las otras, los impares.

El auto accede a la petición de la Asociación pro Derechos del Taxista Autónomo de Canarias (Asprotac) y contra él puede interponerse recurso.

El Ayuntamiento determinó en agosto, a través de un decreto de Alcaldía, que cada día solo trabajara la mitad de la flota, al amparo de la situación de alarma sanitaria que provocó el covid-19.

Sin embargo, la jueza considera que esta decisión carece de fundamento. «No se justifica en qué medida, no existiendo ya en el municipio restricciones a la movilidad de los ciudadanos, la limitación acordada es necesaria para proteger la salud pública», detalla el auto.

El auto también apunta los «graves perjuicios económicos que la restricción acordada supone para el sector del taxi, sin que quepa acoger la argumentación del Ayuntamiento de que dichos perjuicios serían susceptibles de resarcimiento en caso de estimarse el recurso, pues, de ser así, ello supondría una importante merma para las arcas municipales».

El Ayuntamiento había restringido el servicio del taxi desde el inicio de la pandemia.

A finales de marzo solo se permitió operar al 20% de la flota cada día; en mayo se posibilitó que un tercio de los taxistas estuvieran operativos por jornada; y a principios de junio se amplió al 50%, que es el que se ha mantenido vigente hasta estos momentos.

El Juzgado anula la reducción de flota del taxi de Las Palmas