Euskadi marca una línea roja a Uber con 30 minutos de precontratación

Uber ha desafiado a Euskadi, pero el hueso es difícil de roer.

La plataforma Uber comenzó a ofrecer sus servicios en Bilbao el pasado jueves sin avisar.

Mesa Sectorial del Taxi de Euskadi

El decreto que el Gobierno Vasco prepara para regular los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC), estará listo para finales de año y obligará a Uber a que la reserva del servicio sea realizada con 30 minutos de antelación.

Por lo que este tipo de vehículos no podrán captar clientes en la vía pública.

Así lo ha explicado la directora de Planificación del Transporte del Gobierno Vasco, Janire Bijueska, al término de la reunión de la Mesa Sectorial del Taxi de Euskadi.

El encuentro con representantes de la Federación Vasca del Taxi y de los VTC tenía el propósito de abordar la regulación por la llegada de Uber a la capital vizcaína.

A la reunión han asistido el viceconsejero de Transportes, Antonio Aiz, y la directora de Planificación del Transporte, Janire Bijueska, asociaciones de Taxis, con el presidente de la Federación Vasca de Taxis, Borja Musons, y representantes de VTC integrados en la asociación Asovas VTC.

Al término del encuentro, Bijueska ha señalado que la reunión ha sido convocada de urgencia, porque la irrupción de Uber era «una opción que no estaba contemplada hasta el momento, y que no se había barajado en este foro sectorial, ya que ninguna de las plataformas abiertas había mostrado su interés en entrar en Euskadi hasta la pasada semana».

El sector del taxi, tranquilo

Borja Musons, por su parte, ha anunciado que el sector está «tranquilo», porque tras la entrada sin previo aviso de Uber en Bilbao «se ha llamado a la calma a los compañeros para que no se levante polvareda», por lo que no tienen previsto realizar «ni movilizaciones ni manifestaciones de ningún tipo».

En ese sentido, ha trasladado que el sector del taxi está con la Administración, en la que tiene plena confianza.

Además, ha afirmado que «Uber ha venido a Bilbao a ver qué es lo que puede hacer y medir sus fuerzas antes de hacer un desembarco real» ya que, en su opinión, «lo que está haciendo es medir el volumen de negocio que hay y tensar la cuerda con los taxistas».

En ese punto ha añadido que han pedido tanto a la Administración como al Ayuntamiento de Bilbao que hagan cumplir la ley a estas empresas como hacen el resto de ciudadanos.

«Solo pedimos que se cumpla la normativa, nada más».

El nuevo Decreto, que será presentado en las próximas semanas para su aprobación en el Consejo de Gobierno incluirá además del requisito de la precontratación, la prohibición de inmediatez y la imposibilidad de captar clientes en la vía pública, enunciados que ya están recogidos la Ley estatal reguladora del sector de VTCs.

En ese sentido, Janire Bijueska ha calificado como «constructivos, tolerantes y positivos» los encuentros mantenidos con el sector del taxi y las VTC tradicionales para consensuar el decreto de reuniones unitarias.

Tras la aprobación de la normativa, el Gobierno Vasco solicitará la colaboración de Ayuntamientos y Diputaciones Forales en las tareas de inspección y control del cumplimiento de dicha regulación en materia de ordenación del transporte terrestre.

Críticas del Ayuntamiento de Bilbao al desembarco de Uber

El concejal de Movilidad del Ayuntamiento de Bilbao, Alfonso Gil, criticó la semana pasada la llegada de Uber a la capital vizcaína por hacerlo «con nocturnidad y alevosía», y destacó que el consistorio seguirá apoyando al sector del taxi en esta ciudad.

«Uber quiere competir con el taxi y eso no se puede permitir, en primer lugar porque genera problemas de convivencia», afirmó el socialista Alfonso Gil.

El concejal de Movilidad señaló que Bilbao no es un ayuntamiento «insumiso» y respetará la ley en lo que respecta a los vehículos VTC.

Pero añadió que, de acuerdo con la ordenanza municipal de circulación, aprobada «por unanimidad» y en colaboración con el sector del taxi, «quien quiera operar en Bilbao con un servicio complementario al taxi lo podrá hacer; quien quiera hacer el mismo servicio, tendrá problemas«.

Alfonso Gil insistió en considerar que «no son formas adecuadas» las utilizadas por Uber para comunicar su llegada a Bilbao y quiso lanzar un «mensaje de tranquilidad» a la ciudadanía y al sector del taxi.

Euskadi marca una línea roja a Uber con 30 minutos de precontratación

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here