La Federación Sindical del Taxi de València expulsará a los que se unan a Uber

La empresa de transportes Uber ha vuelto este jueves a València después de dos años y cuatro meses. Uber abandonó después de que entrase en vigor la ordenanza de movilidad del Ayuntamiento de Valencia que obliga a contratar los servicios de los vehículos VTC al menos con una hora de antelación.

Ahora, han vuelto a activar la aplicación, pero tendrán una nueva forma de trabajar: ya no lo harán con vehículos VTC, sino con taxistas que quieran participar con la plataforma, al igual que han hecho en Barcelona, Madrid y Málaga. En las tres ciudades se trabaja con un precio cerrado antes de subir al vehículo, algo que la legislación valenciana no permite, por tanto, aquí el precio no se podrá saber hasta que no se pare el taxímetro.

Cabe destacar que la vuelta de Uber a Barcelona solo ha servido a la empresa para ridiculizarse públicamente, ya que escasamente trabajan 90 taxistas en la capital catalana de los 10.520 taxis que hay en la actualidad.

Esta nueva forma de trabajo no convence al sector del taxi de Valencia de que no se fía de lo que anuncia la multinacional predatoria. El presidente de la Federación Sindical del Taxi de Valencia, Fernando del Molino, ha explicado a Todo Taxi que este tipo de empresas buscan evadir impuestos y ser comisionistas, lo que acaba generando que se reduzcan los ingresos del sector en su favor.

También ha señalado que, desde el sindicato, no quieren que otros taxistas trabajen con esta empresa, por eso, si algún afiliado o afiliada se une a Uber será expulsado. También piden, sin embargo, que no haya violencia con quien decida hacerlo.

La Federación Sindical del Taxi de València expulsará a los que se unan a Uber