La Justicia Francesa dictamina que los conductores de Uber son empleados

Uber ha argumentado durante mucho tiempo que es simplemente una plataforma que une a los conductores autónomos con los pasajeros, un modelo que le permite evitar pagar impuestos y derechos sociales.

Sin embargo, esa práctica, que sustenta la falsa economía colaborativa, se ha visto cada vez más cuestionada en muchos países.

El fallo del miércoles corresponde a la inadmisión de un recurso ante el Tribunal de Casación, contra una decisión de 2019 en la que se encontró que un conductor que demandó a la empresa efectivamente era un trabajador de la empresa.

Es este aspecto, el tribunal determinó que Uber tenía control sobre el conductor por su conexión a la aplicación que lo dirige a los clientes y, por lo tanto, no debe considerarse un autónomo sino un empleado.

«Esta es la primera vez e impactará en todas las plataformas inspiradas en el modelo de Uber», dijo Fabien Masson, el abogado del ex conductor.

Para los aproximadamente 150 conductores de Uber que ya han presentado casos similares, «se beneficiarán de esta decisión», dijo Masson.

La falsa economía colaborativa cae

Otro abogado que representa a una docena de conductores de Uber, Kevin Mention, dijo que el fallo eventualmente pondrá en riesgo este modelo en Francia, ya que describe claramente las prácticas comunes a todas las empresas que lo utilizan.

“Si no cambian su modelo hoy, se dirigen directamente hacia el muro, ya que es una calificación cierta” para aquellos que desafían su condición de contratistas.

Uber, por su parte, dijo que el fallo omitió muchos de los cambios que ha realizado.

En el caso francés, el conductor, que dejó de trabajar para Uber en 2016 después de realizar unos 4.000 viajes en menos de dos años, demandó para que su «acuerdo comercial» se reclasificara como un contrato de trabajo.

Estaba buscando la indemnización por vacaciones y gastos, así como el pago por «trabajo no declarado» y la indemnización por despido improcedente.

El ex conductor demandó después de que Uber desactivó su cuenta, «privándolo de la posibilidad de obtener nuevas reservas», según el tribunal.

Más noticias del taxi en Francia

La Justicia Francesa dictamina que los conductores de Uber son empleados