La UGT contra los derechos de los trabajadores

Lo de UGT con las VTC es como dice el refrán de aquellos barros estos lodos. Porque es muy lamentable que vuelvan a aparecer en escena para advertir de que el decreto que pone orden en la movilidad catalana y hace que las VTC haga de VTC y no de taxi va a llevar a la precarización de los trabajadores y trabajadoras de Uber y de Cabify.

Claro, esa precarización que lleva años existiendo en el sector de las VTC y por la que no habéis hecho nada.

¿Bueno, excepto ahora que toca salir en la foto a ver si rascamos algo verdad? Cómo cuando tuvisteis la poca vergüenza de salir en la foto también con los cuatro «caciques» de las VTC que os prometieron seguir explotando, pero poco, a sus trabajadores a cambio de posicionarnos públicamente en contra del sector del taxi, como si los taxistas estuviéramos perjudicando a los trabajadores y las trabajadoras de las VTC.

Los tontos útiles para ganarse la opinión pública. Cuando el sindicato se convierte en el tonto útil de la patronal y de los gobiernos.

Porque la realidad es que hemos sido los taxistas los que hemos conseguido que sancionen a Cabify por vulnerar los derechos de sus trabajadores.

Los taxistas estamos atónitos presenciando como desde un sindicato tan importante como UGT, os estáis oponiendo públicamente a cuestiones tan importantes como a que haya una profesionalización del sector, manifestando públicamente que estáis en contra de un Decret que obliga a los trabajadores de Uber y de Cabify dispongan de una formación para realizar su trabajo para solventar un problema que afecta de manera flagrante los derechos de los trabajadores, haciendo que salgan a la calle como pollo sin cabeza, jugándose su seguridad, la de los pasajeros y la del resto de movilidad.

Y cuando hagáis declaraciones, contad toda la verdad, no sólo lo que la interesa porque os estáis enfrentando a un sector, el sector del taxi del que viven miles de familias en Catalunya y que lleva mucho tiempo siendo perjudicado por las prácticas ilegales de estos vehículos, como demuestran las miles de sanciones de estos últimos años que al final, únicamente benefician a cuatro personas, con la excusa de una precarización de los conductores por la que nunca habéis hecho nada más allá de salir en fotos, siendo como sois un sindicato

Debería de daros vergüenza, pero claro hay que salir de vez en cuando para que parezca que somos algo más que los peones de la patronal, que la cuota sindical no se mantiene sola.

Somos conocedores de cómo se trabaja en el sector de las VTC, de la rotación de personal que hay por las malas condiciones de la profesión, no insultéis a nuestra inteligencia. Estáis intentando ser parte de una mesa a la que no estáis invitados, la mesa de la patronal y de los cuatro señoritos que acumulan miles de VTC para seguir engordando monstruos como Uber, señalados como organizaciones al más puro estilo de la mafia calabresa.

En lugar de buscar la reconversión de los conductores en un sector como el taxi, dando a los trabajadores la posibilidad de tener una profesión y un trabajo digno, habéis decidido poneros en contra de un servicio público del que dependen miles de familias y de personas a diario en Catalunya para favorecer los intereses de cuatro propietarios que representan los intereses de grandes inversiones, bancos o fondos buitres que se creen que el transporte de nuestras ciudades es suyo y pueden someternos a sus prácticas y a sus abusos.

El taxi no lo va a olvidar.