Los taxistas canadienses presentan una demanda de 400 millones contra Uber

La batalla entre los taxistas y Uber se ha intensificado con la presentación de una demanda colectiva de 400 millones de dólares.

La demanda, presentada en nombre de los conductores, corredores y propietarios de taxis y limusinas de Ontario, se dirige específicamente a los servicios de Uber.

La declaración de demanda alega que UberX y UberXL violan la sección 39.1 de la Ley de Tráfico de Carreteras de la provincia al tener conductores sin licencia que recogen pasajeros y los transportan para obtener un beneficio.

Esto ha desviado «millones de dólares de ingresos de taxis, propietarios de limusinas y conductores con licencia propia en Ontario», según la declaración de la demanda.

La demanda, que se produce cuando el controvertido UberX se expande por Ontario, también busca una orden judicial para prohibir que UberX continúe operando en la provincia de Ontario, según el comunicado de la demanda.

La ciudad está trabajando para cambiar los estatutos municipales después de que el alcalde John Tory solicitase un conjunto único de reglas que se aplicarían tanto a los taxis como a Uber.

Mientras tanto, los conductores de Uber se siguen enfrentando a posibles cargos bajo los estatutos municipales de Toronto y la Ley de Tráfico de Carreteras.

Los taxistas canadienses presentan una demanda de 400 millones contra Uber