Los taxistas de Cuenca piden ayuda ante la caída de la actividad en el sector

La Asociación Provincial de Taxistas de Cuenca ha solicitado a las administraciones la puesta en marcha de ayudas que permita al sector sobrevivir a la actual crisis económica provocada por la pandemia del coronavirus.

Muchos de los profesionales del sector del taxi en Cuenca han tenido problemas para acreditar la reducción de ingresos, debido a la tributación por módulos, y a que gran parte de los taxis desarrollan su actividad en el ámbito rural, por lo que no disponen de taxímetro en el vehículo.

En este contexto, la Federación Regional del Taxi de Castilla-La Mancha, ya solicitó el pasado día 21 a la Consejería de Fomento, una prórroga de al menos dos años para la sustitución de los vehículos que deban hacerlo por su antigüedad.

El sector del taxi de Castilla-La Mancha pide ayuda al Gobierno por la crisis

A esto se une la petición de ayudas específicas para el sector del taxi como ya se están dando en otras comunidades y municipios con el fin de garantizar este servicio público.

En esta línea se requieren ayudas para el sector, declarado de interés general y esencial, para prevenir la exclusión social en el colectivo y el abandono definitivo de la profesión.

Asimismo, y como ya han hecho otras comunidades y Ayuntamientos, solicitan un informe que indique el descenso de servicios del taxi en Castilla-La Mancha que sirva para justificar la pérdida de ingresos ante las mutuas.

Además, solicitan ayudas para los costes de instalación de pantallas protectoras para los vehículos, mascarillas, hidrogeles y guantes.

Los taxistas de Cuenca piden ayuda ante la caída de la actividad en el sector