Los taxistas de Logroño frente al coronavirus

La crisis provocada por el coronavirus ha cambiado por completo la vida en Logroño y el taxi es uno de los sectores más afectados.

Las cifras son de casi una caída del 98%, además de dos taxis rurales sin hacer servicio.

La realidad es que cualquiera puede subirse a un taxi, pero, dado el estado de alarma, solo pueden transportar a un pasajero en cada carrera. Hay excepciones para causas justificadas.

Nada, en cualquier caso, tiene que ver con el servicio que se venía prestando hasta la primera semana de marzo.

Ahora, fundamentalmente, lo usan trabajadores que llegan tarde y quienes necesitan acudir a un centro médico.

El gremio, cuando acabe la pandemia, espera diálogo y «medidas urgentes» en pro del taxi y sus usuarios.

Los taxistas de Logroño frente al coronavirus