Los taxistas jordanos piden ayuda al gobierno por la crisis del Covid

El servicio público del taxi en Ammán se ha visto particularmente afectado por la crisis del coronavirus, y todavía no pueden operar a plena capacidad ya que los estándares de salud requieren que no transporten más del 50 por ciento de su número habitual de pasajeros, según un representante del sector.

Desde una suspensión completa de las actividades a mediados de marzo hasta el apretado horario en el confinamiento, los taxistas han sido testigos de importantes pérdidas económicas.

Los taxistas exigen un aumento de las tarifas para compensar las pérdidas derivadas de la disminución de la capacidad de pasajeros por parte del regulador.

El sindicato mayoritario del taxi se ha puesto en contacto con la Comisión Reguladora del Transporte Terrestre (LTRC) y ha recibido noticias de que el número de pasajeros permitido pronto será del 75 por ciento, sin embargo, todavía no se ha producido nada tangible.

El presidente de la Unión de Propietarios de Servicios de Transporte y Taxistas, ha dicho:

«Mientras los taxis solo tengan permitido el 50 por ciento de sus pasajeros, el dinero que ganen no será suficiente para cubrir sus gastos personales y los gastos de los taxis que conducen».

El portavoz de otra asociación ha dicho que los taxistas deben estar exentos de las tarifas municipales, ya que el importe anual en un taxi es de 900 dinares (1.100 euros), mientras que la licencia de un vehículo privado cuesta solo 150JD (200 euros).

«Será difícil pagar estas tarifas a fin de año debido al parón de tres meses en la actividad’. Incluso ahora no hay estudiantes universitarios o escolares, muchos todavía trabajan desde casa, lo que significa que el trabajo aún no se ha activado».

Además, cuando las restricciones del encierro se relajaron, Sartawi dijo que ‘la gente pensaba que [los taxistas] comenzaron a trabajar a plena capacidad y los propietarios y cualquiera que necesite dinero de nosotros ahora piensa que estamos trabajando y podemos pagarles, pero este no es el caso’. caso’.

En Jordania hay un total de 27.000 vehículos de transporte público, incluidos los conocidos taxis amarillos, los vehículos de transporte compartido y los taxis para viajes de larga distancia.

Los taxistas jordanos piden ayuda al gobierno por la crisis del Covid