Movimiento antirracista ‘falso’ de Uber para no dar de alta a los conductores

Uber sigue con sus triquiñuelas.  Trata por cualquier medio el no dar de alta a los conductores.

Los conductores, taxistas y simpatizantes de transporte público se reunieron en Oakland, California. este miércoles para denunciar a Uber por unas vallas publicitarias antirracistas que colocó en 13 ciudades importantes del país, calificando a la empresa de ‘hipócrita’ mientras lucha contra la medida electoral de California que le exigiría clasificar a los conductores como empleados.

Para protestar contra las vallas publicitarias que decían «Si tolera el racismo, elimine Uber», los conductores y activistas llevaron su propio cartel que decía: «Si apoya la justicia racial, vote no a la Proposición 22«.

Los organizadores de la protesta dijeron que la campaña publicitaria de la empresa es «falsa» porque la empresa se niega a ofrecer beneficios a los conductores, que son desproporcionadamente inmigrantes y minorías.

Citaron al menos un estudio, realizado por el Instituto para la Transformación Social de UC Santa Cruz y algunos socios de grupos de defensa, que mostró que el 78% de los conductores en San Francisco son «personas de color».

Otra encuesta, realizada por UnidosUS, encontró que el 40% de los latinos en todo el país habían realizado algún tipo de trabajo.

«Estas vallas publicitarias son hipócritas y ofensivas, pero la verdad es que Uber y Lyft han estado explotando a los conductores y violando nuestros derechos durante años».

Así lo dijo Mekela Edwards, una conductora de Uber y miembro de We Drive Progress de Oakland, en un comunicado.

«La proposición 22 se escribió para llenar aún más los bolsillos de los directores ejecutivos ricos y los empleados como yo, trabajan el doble de horas para llegar a la mitad».

Un activista de la vivienda que se postula para el Concejo Municipal de Oakland, Carroll Fife, dijo en la protesta: «Están explotando nuestro trabajo para su riqueza».

Señalando la valla publicitaria, dijo, «esto es una locura».

La Proposición 22, que estará en la mesa electoral en noviembre, busca eximir a las empresas de transporte como Uber y Lyft de tener que cumplir con la ley de California AB5, que requeriría que las empresas clasifiquen a sus conductores y trabajadores de reparto (Riders) como empleados en lugar de como autónomos.

Esta semana, Los Angeles Times informó que los 181,4 millones gastados por Uber, Lyft, DoorDash e Instacart hasta ahora hacen que la iniciativa sea la más costosa en la historia de California.

A esta iniciativa de invertir en las elecciones para parar la Ley AB5 se unieron en principio Uber, Lyft y DoorDash con una aportación de 90 millones, a la que ahora se ha adeherido Instacart y han subido la apuesta hasta los 181 millones, para intentar convencer al electorado de aplicar la proposición 22.

Uber lanzó su campaña en vallas publicitarias el 28 de agosto, el 57º aniversario de la Marcha en Washington y el famoso discurso “Tengo un sueño” de Martin Luther King Jr.

Al mismo tiempo, la compañía prometió 10 millones para apoyar a las empresas de propiedad negra en los próximos dos años, extendiendo las tarifas de entrega cero para los restaurantes de propiedad de negros hasta 2020 y otros compromisos contra el racismo y la equidad.

Todo completamente falso, visto el rumbo que siempre han tomado estas empresas en relación a la lucha contra el racismo.


Uber y Lyft pierden el esperado juicio de California, los conductores son empleados
El juez de la corte suprema, Ethan P Schulman, en la estación de ferris San Fran.

 

Uber y Lyft pierden el esperado juicio de California, los conductores son empleados

 

 

 


Contenido protegido con copyright excepto para los clientes abonados a Todotaxi y según los términos de su contrato.

Movimiento antirracista ‘falso’ de Uber para no dar de alta a los conductores

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su dirección de correo electrónico aquí