Uber pagará 35,4 millones de francos a las arcas suizas de la Seguridad Social por cotizaciones atrasadas a los conductores

Los servicios del Departamento de Economía y Empleo de Suiza (DEE) realizaron un análisis en profundidad de los datos de Uber. Verificaron que el importe comprometido por Uber permite cubrir los gastos profesionales globales de los conductores y respetar el salario mínimo legal, evaluando la diferencia entre los importes ya recaudados y los adeudados.

El Servicio de Policía Comercial y de Lucha contra el Trabajo No Declarado (PCTN) ha constatado así que con el pago de las cantidades que se le imputan, Uber cumple con la ley hasta el 17 de junio de 2022. En esta fecha, Uber transfirió los contratos de trabajo de sus conductores al MITC. La decisión emitida el 16 de noviembre de 2022 por el PCTN no se refiere a este nuevo modelo.

El Tribunal Federal de Ginebra prohibió operar a Uber el pasado mes de junio, en un fallo a a favor del cantón de Ginebra sobre el hecho de que existe una relación laboral entre la empresa de transportes y sus conductores y que, por lo tanto, estos últimos tienen derecho a ser dados de alta como empleados.

Según ha informado el Departamento de Economía y Empleo, el levantamiento de la prohibición se producirá una vez que Uber haya pagado efectivamente las cantidades adeudadas, es decir, el 31 de marzo de 2023. Hasta entonces, la prohibición de operar queda suspendida.


Un tribunal suizo dictamina que los conductores de Uber son empleadosUn tribunal suizo dictamina que los conductores de Uber son empleados

 


Uber dará 20 millones de dólares a los conductores

En total, Uber pagará 20 millones de dólares adicionales a favor de los conductores. De hecho, se hará cargo de la parte «empleada» de las cotizaciones a la seguridad social desde su llegada a Ginebra en 2014, es decir, aproximadamente 15,4 millones de francos, suma que se pagará directamente a la seguridad social.

Además, se pagarán 4,6 millones de francos a los conductores en concepto de indemnización en función de los kilómetros recorridos entre el 29 de octubre de 2019 y el 17 de junio de 2022.

Estos 20 millones de francos se suman a la remuneración que ya percibían los conductores antes del 17 de junio de 2022. Uber deberá pagar, además, los casos de enfermedad, maternidad o accidente. Finalmente, la empresa debe, por supuesto, pagar su parte del empleador al seguro social (al menos equivalente a la parte del «empleado»).

Sumado a los 20 millones de francos a favor de los conductores, la suma total que Uber tendrá que movilizar para cumplir con sus obligaciones como empleador y cumplir legalmente con su actividad pasada será de más de 35,4 millones de francos.

Información transparente a los conductores

La multinacional debe proporcionar a sus ex conductores sus datos personales desde el 1 de enero de 2017. «Esta transparencia, solicitada durante mucho tiempo, fue esencial para la solución del pasado», subrayó Fabienne Fischer, Consejera de Estado a cargo del caso.

El acceso a los datos permitirá a cada conductor decidir si acepta la compensación fija que se le ofrece o si prefiere actuar individualmente ante el tribunal laboral. En este último caso, el pago de sus cotizaciones sociales por parte de Uber seguirá siendo adquirido.

Uber implementará un procedimiento simplificado: antes del 30 de noviembre de 2022, enviará a cada conductor un correo electrónico con su información. También indicará el procedimiento a seguir en su página web. Los pagos de compensación a los conductores se realizarán antes del 28 de febrero de 2023.

A cinco meses y medio de la decisión de la Justicia Federal que considera a los conductores de Uber como empleados y no autónomos, la DEE se muestra satisfecha de haber podido saldar la remuneración de los conductores por el pasado.

Espera que la decisión dictada esta semana contribuya a la regulación de las economías de plataforma en Suiza. También desea recordar que el actual modelo operativo de la plataforma Uber aún se encuentra en revisión.