Uber y Bolt se aprovechan de la escasez de combustible para duplicar las tarifas

Las consecuencias colaterales de la invasión rusa de Ucrania se sienten en países lejanos y cercanos, incluida Nigeria, donde la duda erosiona la esperanza de un suministro normal de combustible después de tres semanas de escasez.

Uber y Bolt han aumentado las tarifas en Lagos, Abuja y otras ciudades importantes en más del 100 %, lo que genera aún más problemas para los usuarios de estas empresas de transporte.

Sin embargo, y como suele ser habitual en todos los países, los taxis siguen manteniendo las tarifas oficiales al estar regulados. Lo mismo ocurre con las empresas de Bus Rapid Transit (BRT) que también las mantienen.

Esta subida desmesurada de precios ha hecho que muchos de los clientes de Uber y Bolt, se decidan a usar el servicio de taxi. Además, muchos conductores de las dos empresas de transporte mencionadas piden a los clientes que les paguen en efectivo en lugar de pagar en línea a las empresas.

Falta de combustible

Nigeria se encuentra en medio de tres semanas de escasez de combustible provocada por la importación de combustible contaminado que provocó un shock en el suministro. Las largas colas persisten en las principales estaciones de servicio.

La gasolina se vende a entre N200 y N600 por litro, frente al precio aprobado de entre N162 y N165. El precio del Diesel ha saltado a N430 por litro.

Nigeria importa productos de petróleo refinado a pesar de los miles de millones de naira gastados anualmente en cuatro refinerías y las promesas del presidente Muhammadu Buhari de repararlas.

Otros países también se enfrentan a precios energéticos más altos pero los suyos se deben principalmente a la subida de los precios del crudo y al conflicto en Ucrania.

Uber y Bolt se aprovechan de la escasez de combustible para duplicar las tarifas