Un juez federal desestima la demanda de Uber impugnando la Ley AB5

Un juez federal desestimó el viernes una demanda en la que Uber y Postmates desafiaron la constitucionalidad de la Ley AB5 de California.

La jueza del Tribunal de Distrito de Estados Unidos, Dolly Gee en Los Ángeles, dejó la puerta abierta para que Uber y Postmates presentaran una demanda más limitada antes del 9 de octubre si tenían nueva evidencia de que se violaron sus derechos.

Uber, que está en proceso de comprar Postmates, dio a entender que lo haría.

Uber y Postmates, junto con un conductor de Uber y un mensajero de Postmates, demandaron a California a finales de diciembre, diciendo que la AB5 apuntó injustamente a las empresas «modernas basadas en aplicaciones» mientras otorgaba docenas de exenciones a profesiones que presionaron fuertemente a la Legislatura.

El caso es Olson contra California

Ambas empresas dependen de la fuerza laboral de los autónomos y dicen que reclasificarlos como empleados socavaría sus modelos comerciales.

En febrero, Gee rechazó la solicitud de las dos empresas de detener temporalmente la aplicación de AB5 en su contra.

AB5, que entró en vigor el 1 de enero, hace que sea mucho más difícil para las empresas afirmar que los trabajadores no son empleados.

Codifica una decisión de la Corte Suprema de California de 2018 conocida como Dynamex que dice que los trabajadores son empleados a menos que se cumplan todas las partes de una prueba ABC:

  • Trabajar libres del control de la empresa
  • Trabajar fuera del curso habitual de negocios de la empresa
  • Tener empresas independientes que realizan ese tipo de trabajo

Así declaró Jill Habig, presidenta del Public Rights Project:

«Uber, Postmates y otras compañías han intentado todas las estrategias posibles para evadir la ley de California, pero tribunal tras tribunal han rechazado sus endebles argumentos legales».

Habig, de la ONG Public Rights Project, de Oakland, cree que los trabajadores de este tipo de empresas deben ser empleados.

“Es hora de que dejen de explotar a sus trabajadores y empiecen a cumplir la ley”.

La oficina del fiscal general Xavier Becerra dijo que estaba complacida con el fallo

Por separado, Becerra y los abogados de la ciudad de San Francisco, Los Ángeles y San Diego están demandando a Uber y Postmates, alegando que están violando la AB5 y privando de sus derechos a los conductores por una clasificación incorrecta.

Las empresas dicen que creen que cumplen con los requisitos de AB5. Mientras tanto, ellos y otras compañías buscan una exención de la AB5, por lo que tienen para gastar 181 millones de dólares en publicidad para apoyar la Proposición 22, una medida electoral de noviembre que mantendría permanentemente a sus conductores y mensajeros, así como a los de DoorDash, Postmates e Instacart, como autónomos.

Uber había buscado que el caso de Becerra en su contra y Lyft se pospusiera hasta que recibiera un fallo en su caso federal con Postmates desafiando la constitucionalidad de la AB5.

En el caso federal, Uber y Postmates sostuvieron que la Ley AB5 viola sus derechos de debido proceso porque evitaría que los conductores y mensajeros «persigan la ocupación elegida como dueños de negocios en la economía colaborativa» y «transformar (Uber y Postmates) de empresas de tecnología en taxis y empresas de mensajería».

Gee rechazó ese argumento, así como la mayoría de los otros argumentos de las empresas, en su decisión de 16 páginas.

“Incluso si la clasificación de empleo de los demandantes individuales cambia según AB5, todavía tienen la opción de trabajar como conductores y mensajeros a tiempo parcial, siempre que sus empleadores cumplan con las leyes de seguro laboral y de desempleo de California relativas a los empleados”.

Otro argumento de Uber y Postmates fue que la AB5 viola las cláusulas contractuales de Estados Unidos y California porque los conductores y mensajeros firman contratos para trabajar como contratistas.

Así lo definió Gee:

“Los demandantes deberían haber previsto que las etiquetas que las partes colocaron en su relación no eran determinantes y que los demandantes individuales podrían ser reclasificados como empleados”.

Gee dijo que los legisladores tenían derecho a otorgar exenciones de AB5 para profesiones con licencias que requieren una educación y capacitación extensas, como médicos y abogados, al tiempo que niegan exenciones a empresas con licencias de transporte.

También dijo que la Legislatura podría usar su juicio para establecer algunas distinciones arbitrarias.

El juez dijo que Uber y Postmates podrían presentar una demanda enmendada limitada a sus argumentos sobre la igualdad de protección, el debido proceso y la cláusula de los contratos.

Todas las noticias sobre la Ley AB5 en California

Un juez federal desestima la demanda de Uber impugnando la Ley AB5

Comments are closed.