Ya no puedes encontrar un taxi en Nueva York. Los precios de Uber se están disparando

Son un icono de Nueva York, pero tras un año de pandemia los taxis amarillos han comenzado a desaparecer y su futuro es incierto.

El coronavirus prácticamente acabo con el sector del taxi en la ciudad, sin turismo, sin clientes locales, poco a poco se fueron retirando. En febrero del 2020 había 20.000 taxis, en abril se redujo drásticamente a 2.200 y hoy en día solamente 6.000 taxis han regresado a las calles de Nueva York a pesar de que la ciudad ha vuelto a reabrir.

Al sector del taxi en la ciudad le resulta imposible competir con empresas como Uber, ya que, para apoderarse del mercado, la compañía invirtió este mes 250.000 dólares en incentivos, mientras el coste por viaje sigue subiendo y repercutiendo en el cliente final.

El mayor motivo de la escasez de taxis es que muchos de los taxistas han decidido trasladarse a otro tipo de negocios o se han mudado de ciudad. Muchos de ellos han pasado al sector sanitario conduciendo ambulancias donde el beneficio por hora llega a los 20 dólares.

Ya no puedes encontrar un taxi en Nueva York. Los precios de Uber se están disparando