Al menos dos taxistas han muerto por coronavirus en Montreal desde el comienzo de la pandemia

Dani Atallah es vicepresidente del Regroupement des propriétaires de Taxi de Montréal y conduce un taxi para Coop Taxi de l’Ouest.

También conduce una limusina, pero la ha estacionado en el aeropuerto por ahora y solo se concentra en los clientes de West Island.

Dijo que el 80 por ciento de los 260 conductores del Coop han dejado de trabajar, no necesariamente porque están infectados. Algunos se quedan en casa para evitar infectarse y otros se quedan en casa porque no hay trabajo, especialmente en el aeropuerto.

«Puede quedarse en espera en el aeropuerto durante 12 horas y ganar 20 dólares», dijo Atallah.

Atallah no pudo decir exactamente cuántos conductores han sido infectados, pero anecdóticamente sabe que el número no es pequeño.

«Tengo amigos que se infectaron y luego infectaron a sus familias». Entonces todos los pasajeros con los que entraron en contacto tuvieron que ser contactados. Estamos sirviendo en condiciones de muy alto riesgo».

Recoger a los pasajeros que han estado viajando al extranjero, o que están lejos y visitando Montreal, pone a los conductores en primera línea. El COVID-19 golpeó la provincia con fuerza después de que cientos de viajeros de vacaciones de marzo llegaron a casa de viajes internacionales.

Antes de COVID-19, Atallah trabajaba 12 horas al día, seis días a la semana. Tiene una familia de seis que mantener y paga al menos 2.000 dólares al mes en gastos relacionados con el taxi. Ahora trabaja horas reducidas.

Acaba de instalar una pantalla de plexiglás en su taxi, usa una mascarilla y guantes, y desinfecta el interior del taxi regularmente.

«Todavía no es suficiente», dijo, «pero tengo que correr el riesgo y trabajar algunas horas todos los días».

Al menos dos taxistas que trabajan habitualmente en el Aeropuerto Internacional Pierre Elliott Trudeau de Montreal (Canadá), han muerto a causa del coronavirus.

Al menos dos taxistas han muerto por coronavirus en Montreal