El Ayuntamiento de Barcelona ejerce más presión a las ilegalidades de Cabify



El Ayuntamiento de Barcelona ha informado a través de la sección de la Guàrdia Urbana en su página web, que comienza una campaña de control a los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC) en toda la ciudad.

Según el comunicado hoy día 13 se ha iniciado un dispositivo de control a los VTC que estará activo hasta el próximo domingo día 19.

En la anterior campaña de control de este tipo realizada por la Guàrdia Urbana, que se llevó a cabo del 14 al 20 de junio, se formularon un total de 314 denuncias a los vehículos de Cabify.

Los vehículos de Cabify en Barcelona se saltan la normativa constantemente. Así lo vienen denunciando las asociaciones del sector desde hace años.

El arrendamiento de vehículos con conductor es considerado una modalidad de transporte de viajeros, regulada en toda el área metropolitana de Barcelona por el Reglamento de las condiciones de explotación de las autorizaciones de VTC con conductor de hasta nueve plazas.

El objetivo de la campaña de control de la Guardia Urbana es vigilar y controlar este tipo de vehículos de hasta nueve plazas (incluido el conductor), tanto si permanecen estacionados o circulan por la ciudad, para combatir el intrusismo y las conductas no permitidas.

El tipo de conductas que más se sancionan están relacionadas con el estacionamiento y la circulación de los VTC (no pueden hacerlo con intención de captar clientes que no hayan contratado previamente un servicio), la oferta ilegal de servicios de arrendamiento o las autorizaciones y la documentación necesarias, entre otros.

Los controles y las inspecciones se efectuarán prioritariamente en zonas con alta presencia de estos vehículos: estaciones de tren y de autobús, puntos de interés turístico, zonas comerciales y vías principales de la ciudad.

El Ayuntamiento de Barcelona ejerce más presión a las ilegalidades de Cabify