El gobierno aprueba un plan de ayudas para los taxistas de Singapur

El gobierno de Singapur ha aprobado un plan de ayudas para los taxistas del país por un importe de 30 millones de dólares singapurenses (19 millones de euros).

La medida se ha adoptado debido a la caída de la demanda en el sector durante el período de un mes de la Fase 2 (alerta intensificada), que comenzó el jueves 22 de julio.

La cantidad se destinará al Fondo de Ayuda para Conductores COVID-19, creado en diciembre del año pasado para apoyar a los taxistas afectados por la pandemia.

Al anunciar la medida el viernes, la Autoridad de Transporte Terrestre (LTA) dijo que es probable que el número de pasajeros tarde en recuperarse después de la relajación de las medidas de gestión segura, según la experiencia del último período de alerta elevado de mayo a junio de este año.

En mayo, el ministro de Transporte, S Iswaran, dijo que las cifras de LTA mostraban que el aumento de las restricciones del COVID-19 provocó que el número de pasajeros de taxis cayera a aproximadamente el 55 por ciento de lo que era antes de la pandemia.

Actualmente, el fondo proporciona a los taxistas 10 dólares singapurenses (6,50 euros) por vehículo y día durante 60 días a partir de julio de este año, y 5 dólares singapurenses por vehículo durante los siguientes 30 días.

Esta nueva ayuda hará que reciban un importe adicional de otros 10 dólares por vehículo y día del 22 de julio al 31 de agosto, y un adicional de 5 dólares por vehículo y día en septiembre.

Esto se suma a los 40 millones de dólares singapurenses que el gobierno ya se había comprometido a entregar para la extensión de tres meses del Fondo de Ayuda para Conductores COVID-19 anunciada el 10 de junio, lo que eleva la cifra de ayudas desde febrero del año pasado a 482 millones.

El gobierno aprueba un plan de ayudas para los taxistas de Singapur