Las víctimas de la uberización en Bélgica

El ministro-presidente de Bruselas, Rudi Vervoort, dijo este viernes que era importante avanzar rápidamente en la gestión del expediente de transporte.

Una docena de diputados de la mayoría de los escaños del parlamento de Bruselas preguntaron al jefe del gobierno de Bruselas sobre las consecuencias del anuncio de cierre por parte de Uber. para los cientos de conductores afectados.

Estos una vez más paralizaron parcialmente el tráfico en la capital el viernes. Una delegación fue recibida por la tarde por un grupo limitado de parlamentarios, debido a las restricciones por el coronavirus.

Jamal Ikasban (PS), dijo que estaba consternado por las posiciones políticas que impugnaban una decisión judicial y calificaban como sector mafioso a «las víctimas de la uberización del sector». «Los verdaderos mafiosos son aquellos que hicieron creer a los conductores que podían conducir un vehículo de Uber sin respetar las reglas del sector», dijo, abogando por establecer unas ayudas para poder encontrar trabajo, entre las 600 propuestas de CDI en el sector del taxi.

«Todos tenemos en cuenta la situación de los conductores, sea cual sea el cinismo de la firma que controla la aplicación que utilizan … No creo que debamos legislar ante una emergencia creada”, respondió Rudi Vervoort.

El ministro-presidente de Bruselas destacó que los problemas de Uber con la Justicia no datan de ayer. Ya en 2015, tras una apelación de Taxis Verts, el Tribunal de Comercio de Bruselas ordenó a Uber Pop que dejara de conectar a los clientes y conductores que no tuvieran la autorización de los taxis de Bruselas y que cumpliera bajo pena de multa de 10.000 euros por infracción.

En el proceso, Uber lanzó Uber X para sortear a la ordenanza. Mientras tanto, otros fallos judiciales desfavorables no mejoraron las actividades de Uber X hasta el fallo del tribunal de apelación de este martes. Tampoco ralentizaron las solicitudes de autorización para contratar Vehículos con Conductor no sujetos a numerus clausus, que pasaron de 217 en 2015 a 1.191 el pasado mes de marzo, sin contar los LVC de Flandes y Valonia, admitidos nuevamente en la plataforma de Uber en contradicción con la ordenanza de Bruselas de 1995.

Según Rudi Vervoort, esta competencia desleal dio como resultado la inmovilización del 20% de la flota de taxis, mucho antes de la pandemia.

Además, una sentencia del Tribunal de Apelación calificó el contrato marco de UberX de fraude de la ley, el pasado 15 de enero. El efecto de esta decisión sigue dependiendo de dos respuestas esperadas del Tribunal Constitucional. Esto no impidió que el tribunal de apelaciones basara su decisión del martes pasado en esta sentencia de enero, dijo el ministro-presidente.

Las víctimas de la uberización en Bélgica

1 Comentario

Comments are closed.