Los taxistas de toda España luchan por sobrevivir durante la crisis del coronavirus

Desde que se declaró el estado de emergencia el 14 de marzo en un intento por combatir la pandemia de coronavirus, las ciudades se han convertido en pueblos fantasmas.

Hay pocas personas en las calles, lo que amenaza la supervivencia de muchas empresas.

El sector del taxi se ve especialmente afectado, con actividades paralizadas por el cierre, la falta de turistas y la cancelación de eventos.

La mayoría de las empresas y los conductores informan de fuertes caídas en el número de clientes de más del 90 por ciento y, como resultado, las ganancias se han desplomado.

En Madrid hay alrededor de 15.000 taxis y en Barcelona 10.000, cuyos conductores están contando el coste financiero de la crisis por el Covid-19.

Las asociaciones de taxis de todo el país destacan el efecto que la dramática situación está teniendo en el sector y en la vida de los conductores.

Los taxistas están luchando por sobrevivir con el poco trabajo que pueden encontrar, pero no llega.

150.000 viajes gratis

Desde que comenzó la emergencia por el coronavirus, en España se han realizado aproximadamente 150.000 viajes gratuitos a los trabajadores sanitarios.

Algunas empresas han aplicado un ERTE a sus trabajadores y algunos autónomos han comenzado a recibir ayudas que no llegan ni para pagar la letra de la licencia, aunque a otros alguna mutua, incluso les ha denegado las ayudas.

Además de los efectos financieros de la pandemia, los conductores también están preocupados por su salud y seguridad, en particular cuando llevan a los pasajeros hacia y desde los centros médicos, o los trabajadores de la salud hacia y desde las casas de los pacientes enfermos.

Se han implementado algunas medidas de higiene en un intento por proteger a los conductores y pasajeros, pero aún quedan desafíos.

La mayoría de los pasajeros en las mañanas son empleados de oficina, pero por la tarde se transporta a mucha gente de un hospital a otro, así que es necesario limpiar constantemente el vehículo.

A pesar de la falta de medidas y suministros adecuados de seguridad y salud, los taxistas continúan brindando viajes gratuitos para los trabajadores de la salud que necesitan visitar a los pacientes infectados en sus hogares.

Los taxistas de toda España luchan por sobrevivir durante la crisis del coronavirus