Castilla-La Mancha quiere introducir al sector privado en el transporte a demanda

El consejero de Fomento de Castilla-La Mancha, Nacho Hernando, ha explicado en una entrevista con Europa Press, que la Junta cubriría la financiación de un «servicio base» y en función de las necesidades de cada provincia o municipio, los servicios «extra» los sufragarían los ayuntamientos y las diputaciones.

A este puzle cabría sumar a las empresas privadas, que en lugar de ofrecer rutas privadas al uso, podrían incluirse en este modelo por medio de colaboraciones con las administraciones públicas en función de la demanda de cada zona.

Hernando ha explicado que, por ejemplo, en la A-2 hay municipios que plantean que independientemente de un servicio básico de la Junta, al tener un gran flujo de movilidad, «necesitan más expediciones», un servicio que podría salir de estas localidades o en el que podrían entrar empresas privadas.

El reparto en la financiación en todo caso iría por «capas y por zonas», pudiendo arrancar en el 25% de aportación del Gobierno regional hasta el 100% en zonas como la Serranía de Cuenca, al tratarse de ayuntamientos más pequeños y ser zonas en las que no se pueden sumar empresas privadas.

En todo caso, esta relación económica se regularía mediante un modelo de acuerdos o de compensaciones determinadas, dejando a un lado el modelo concesional que se emplea normalmente en el transporte.

«La concesión no es la mejor herramienta. Eso tenía sentido cuando el servicio es constante, cuando la demanda apenas va a variar en 10 años. Tiene sentido en lavandería o restauración, eso permite una continuidad y certidumbre, pero la movilidad es algo tan romántico como que ocho chavales de cuarto de la ESO quieran ir al Bachillerato de Artes o de Ciencias», ha afirmado el titular de Fomento.

Noticias Castilla-La Mancha

Castilla-La Mancha quiere introducir al sector privado en el transporte a demanda