Los taxis de Madrid y Bizkaia en el sendero de Don Quijote y Sancho

Mañana habrá celebración para los que han superado el miedo. Los que actúan espontáneamente sin anclarse al temor al que nos someten desde niños.

Mañana taxistas de Madrid y de Bizkaia se juntarán en el camino a las playas de Barcino de Quijote y Sancho.

Para abrir caminos nuevos. Para enfrentarse al mísero pasado. Y no sabemos si habrá perdón para el traidor. Al que nos vendió por 30 monedas de recaudación extra diaria. El que lejos de elegir el camino del Quijote entre la Mancha y Barcelona se perdió en el sendero casquivano de Judas Escariote. El sendero de la traición.

Aunque ese camino esté pleno de embrujos, de malandrines y doncellas esquivas, serán miles los taxistas que se juntarán para continuar su lucha en remediar entuertos. Y aunque acaben en la jaula que le prepararon el cura y el barbero para que vuelvan al redil de la cordura amaestrada (cómo hace Competencia admitiendo la demanda de Uber contra la Asociación Élite), resucitarán en la segunda parte más grande de la Literatura con una macromanifestacion de taxis.

Cómo Élite y Taxi Proyect y todos los que recorran el camino de Quijote y Sancho. A los que el deseo de Justicia lo llaman locura Cervantes y Élite responden con ironía y entrega altruista.

Nos esperan las playas dónde El Hidalgo y su fiel Escudero se juntarán en Espíritu con una inmensa caravana de taxistas. Los que desharán los entuertos de Uber y socorrerán a los burlados por su embrujo, los de las 30 monedas. Es la justicia natural frente al embrollo judicial tan puesto en evidencia.

Don Quijote pone en cuestión un sistema judicial que pone a un hombre sobre otro a través de un código punitivo que exige la sumisión del más desvalido. De eso trata la protesta de mañana.

Porque todavía en España hay un anhelo de libertad. Y existe Élite que es Sancho y el Quijote. Y mañana lucharán en la playa de Barcino con los miles de taxistas contra el Caballero de la Blanca Luna del cura (Uber) y el barbero (La Justicia cuando no es ciega).

Esperamos ser dignos anfitriones. Ser bienvenidos. Benvinguts companys.

Los taxis de Madrid y Bizkaia en el sendero de Don Quijote y Sancho

Los comentarios están cerrados.