Paro nacional del taxi en Italia contra la competencia desleal




Cuarenta y ocho horas de huelga general del sector del taxi en toda Italia. Una vez más los taxistas protestan contra la competencia desleal que el gobierno de Draghi está permitiendo en todo el país a través del conocido artículo 10 de la Ley de Competencia.

El citado artículo, permite a los Vehículos de Transporte con Conductor trabajar como si fueran taxis bajo la «adaptación de la oferta de servicios a las formas de movilidad que se produzcan mediante el uso de aplicaciones web que utilicen plataformas tecnológicas para la interconexión de pasajeros y conductores». El aperitivo de una liberalización salvaje.

Tanto es así que en un comunicado conjunto las 13 asociaciones del sector se han movilizado bajo un “punto de inflexión respecto al destino de los taxistas”. Una reforma del mercado que ya intentó en 2006 el entonces ministro de Desarrollo Económico Pierluigi Bersani, con el gobierno de Prodi bis, así como el ejecutivo encabezado por Mario Monti.


Pero en ambos casos, se avanzó poco. Los aproximadamente 40.000 taxistas activos en Italia a lo largo de los años han protestado defendiendo los servicios públicos y sus inversiones en las licencias e impuestos que pagan al estado.

«El gobierno debe sacar de la mesa cualquier hipótesis de liberalización. Estamos listos para el diálogo y para mantener la calma. Un extracto parece difícil, lo ideal sería volver al Parlamento para hacer un proyecto de ley especial”, explica a AGI Loreno Bittarelli, presidente de la Cooperativa Radiotaxi 3570 de Roma, una de las mayores asociaciones de Italia.

Las palabras de la viceministra de Movilidad Teresa Bellanova dejan calra la postura respecto a las plataformas disruptivas.

«Las licencias deben seguir siendo prerrogativa de los taxistas – continúa Bittarelli – el modelo para nosotros es el acuerdo con Uber que hemos alcanzado como It Taxi. Nuestra asociación prevé que para aquellos que solicitan un vehículo en Uber, la llamada se envía a It taxi. que lo maneja con sus vehículos.

 

En vez de hacerle la guerra a Uber preferimos encontrar la paz para tener muchos más viajes, sobre todo con turistas. Todos somos conscientes de que el futuro no se puede detener pero debemos actuar dentro de las reglas».

Mientras que Nicola Di Giacobbe, secretaria de Unica Taxi CGIL, advierte en redes sociales: “Comerciantes fuera del servicio público”. Mientras que un documento elaborado por la sigla gremial argumenta:

“Quieren sustituir a miles de pequeños operarios por dos o tres sujetos que se reparten todo el mercado, para explotar el trabajo e imponer condiciones desventajosas a los usuarios”.

Hoy a partir de las 10 está prevista una manifestación nacional con una concentración en la Piazza della Repubblica de Roma, a la misma hora también tendrán lugar movilizaciones en las otras grandes ciudades.

Los comentarios están cerrados.