Tribunal Supremo de Nueva York: Los conductores de Uber son empleados y tienen derecho al desempleo

El Tribunal Supremo de Nueva York, División de Apelaciones, Tercer Departamento Judicial sostiene que los conductores de Uber pueden considerarse empleados con beneficios, como por ejemplo, el subsidio de desempleo.

El fallo confirmó dos decisiones anteriores de abril de 2019 de la Junta de Apelaciones del Seguro de Desempleo que indicaban que Uber califica debe de calificar a sus conductores como empleados y es responsable de las contribuciones al seguro de desempleo.

Los conductores de Uber generalmente se consideran autónomos y, como resultado, carecen de las mismas protecciones que los empleados según la ley laboral de EE.UU., como el seguro médico, desempleo, baja laboral, etc.

En este caso, el demandante Colin Lowry trabajó como conductor de Uber en Nueva York cuando solicitó el subsidio de desempleo después de dejar de participar en la plataforma.

El Departamento de Trabajo de Nueva York descubrió inicialmente que Lowry era un empleado de Uber, lo que hizo a Uber responsable de la reclamación. Uber se opuso, pero después de una audiencia, un juez de derecho administrativo confirmó el fallo. La Junta de Apelaciones del Seguro de Desempleo lo confirmó y Uber recurrió nuevamente.

El Supremo de Nueva York en su fallo encuentra evidencia para respaldar que Uber ejercía suficiente control sobre sus conductores para establecer una relación laboral con ellos. Esto se debe a que Uber controla el acceso de los conductores a sus clientes, calcula y recopila tarifas y establece la tasa de compensación de los conductores.

Aunque los conductores tienen la libertad de elegir la ruta que toman para transportar a los clientes, Uber proporciona un sistema de navegación, rastrea la ubicación de los conductores en la aplicación durante todo el viaje y se reserva el derecho de ajustar la tarifa si los conductores toman una ruta ineficiente.

Uber también controla el vehículo utilizado, excluye el comportamiento de ciertos conductores y utiliza su sistema de clasificación para alentar y promover que los conductores se comporten de una manera que establezca una experiencia positiva para los clientes.

Con esto en mente, el Supremo confirmó las conclusiones de la Junta de Apelaciones del Seguro de Desempleo de que Uber tiene una relación laboral con sus conductores, lo que lo hace responsable de las contribuciones al seguro de desempleo.

En su fallo, el tribunal especificó que si bien Uber también opera un mercado separado de la ciudad de Nueva York, la decisión de diciembre se limita a los conductores en el mercado del norte del estado de Nueva York, donde Lowry sirvió como conductor de Uber.

Pide la clasificación de trabajadores subcontratados de costa a costa

Esta no es la primera vez que una sentencia como esta sale de Nueva York.

En marzo del año pasado, la Corte de Apelaciones del Estado de Nueva York dictaminó que los conductores del servicio de entrega de alimentos Postmates, son empleados con derecho al subsidio de desempleo estatal.

La decisión nació de circunstancias similares al caso de Lowry, y llegó al tribunal superior del estado de Nueva York cuando Postmates buscaba anular la decisión de la Junta de Apelaciones del Seguro de Desempleo del estado a favor del conductor, Luis Vega, quien solicitó el desempleo después de que fue despedido en 2015. Postmates inicialmente ganó en apelación en la corte estatal en 2018, pero perdió en la Corte de Apelaciones del Estado de Nueva York.

Los pedidos para que los trabajadores de servicios de transporte y entrega basados ​​en aplicaciones se consideren empleados elegibles para cosas como el seguro de desempleo y la compensación para trabajadores tampoco se limitan a Nueva York.

En la costa opuesta, en California, los conductores presentaron una demanda este mes para revocar la iniciativa de votación de California que los convierte en autónomos en lugar de empleados.

La demanda presentada ante la Corte Suprema de California dijo que la Proposición 22 es inconstitucional porque limita el poder de la Legislatura para otorgar a los trabajadores el derecho a sindicalizarse y excluye a los conductores de los derechos de los trabajadores.

La medida se aprobó en noviembre con un apoyo del 58%, siendo la más cara en la historia del estado, ya que Uber, Lyft y otros servicios invirtieron más de 200 millones. Los sindicatos se unieron a los conductores en la demanda y gastaron alrededor de 20 millones para impugnarla.

La cooperativa de conductores de Nueva York tiene como objetivo aplastar el modelo explotador de Uber

 

La cooperativa de conductores de Nueva York tiene como objetivo aplastar el modelo explotador de Uber

 

Tribunal Supremo de Nueva York: Los conductores de Uber son empleados