Nuevo estudio: Uber sigue empeorando los atascos de tráfico

Uber tomó al mundo por asalto a principios de la década de 2000, promocionando sus servicios de transporte como la respuesta a las calles congestionadas.

Desde entonces, la noción ha sido desacreditada, pero un nuevo estudio del MIT revela que estos servicios están haciendo más que simplemente aumentar la congestión: Uber sigue empeorando los atascos la prolongar los tiempos.

Los investigadores analizaron datos mensuales de las áreas metropolitanas de EE.UU. donde Uber ha estado desde 2016 y encontraron que los servicios aumentaron la congestión en un 0,9 por ciento, lo que a su vez aumentó el tiempo atascado en el tráfico en un 4,5 por ciento.

El informe advierte también de que presencia de aplicaciones de transporte de viajeros en una ciudad conduce a una disminución del 8,9 por ciento en el número de usuarios del transporte público, lo que significa que se realizan más viajes en coche.

El tráfico empeora porque más del 40 por ciento de los kilómetros conducidos por los vehículos de VTC están «estancados», cuando los vehículos circulan sin pasajeros.

Las empresas de redes de transporte (ETN en EE.UU. y VTC en España y Francia), han facilitado que el público llegue del punto A al punto B, pero la última investigación del MIT sugiere que tiene un coste.

El estudio, titulado ‘Impactos de las redes de transporte en la movilidad urbana‘, fue una colaboración con investigadores de la Alianza de Investigación y Tecnología de Singapur-MIT (SMART), MIT y la Universidad de Tongji.

El equipo analizó 44 ciudades en los EE.UU. para el modelo de congestión vial, extrayendo datos de 2012 a 2016.

Los resultados mostraron que las ETN condujeron a un aumento de la congestión de las calles en términos de intensidad y duración.

Por ejemplo, los TCN aumentaron los kilómetros recorridos por vehículos en un 3,5 por ciento en Nueva York y provocaron que las demoras entre semana en San Francisco aumentaran en un 69 por ciento.

Si bien muchos estudios anteriores se han centrado solo en Uber, este estudio tiene en cuenta tanto a Uber como a Lyft, las dos compañías de transporte más disruptivas en Estados Unidos, compartió el MIT en un comunicado.

«Si bien Uber representa el 69 por ciento del mercado, Lyft representa un significativo 29 por ciento, y su inclusión en el conjunto de datos daría una estimación más holística e imparcial del efecto TNC».

El estudio también encontró que los viajeros eligen ir en un automóvil, en lugar de subirse a un autobús, viajar en metro o caminar hasta su destino, opciones consideradas más «ecológicas» por los investigadores.

Se descubrió que casi la mitad de todos los viajes reemplazan lo que de otro modo habría sido una alternativa de transporte más ecológica.

El estudio también señala que el 40,8 por ciento de los kilómetros recorridos por los empleados de dichos servicios son «sin salida», lo que significa que están conduciendo sin pasajeros.

Los investigadores sugieren que estos kilómetros sin salida también aumentan los tiempos de congestión y por tanto Uber sigue empeorando los atascos de tráfico.

Tanto Uber como Lyft han promocionado anteriormente a sus empresas de transporte como ‘eliminadoras de vehículos’ al reducir el número de propietarios de vehículos en las áreas metropolitanas de EE.UU., sin embargo, numerosos estudios han desacreditado la noción y el MIT es el último en demostrar que la idea está equivocada.

Al observar las 174 ciudades principales de EE.UU., los datos muestran que en las 10 principales áreas metropolitanas, la propiedad de vehículos experimentó solo una disminución del uno por ciento.

«Contrariamente a la visión de que las ETN pueden reducir la dependencia de los vehículos privados facilitando el uso de estos vehículos, nuestros resultados indican un papel insignificante de las ETN en la reducción de la propiedad de vehículos en general», se lee en el estudio publicado.

Nuevo estudio: Uber sigue empeorando los atascos de tráfico