Ayudas al bono taxi en Santander para personas con movilidad reducida

El Ayuntamiento de Santander aprobará este lunes en Junta de Gobierno Local la convocatoria de 2022 para la concesión de ayudas al bono-taxi, dirigida a personas con movilidad reducida que no puedan usar el transporte público para que utilicen el servicio público del taxi en sus desplazamientos por la ciudad.

Así lo ha anunciado el concejal de Servicios Sociales y Autonomía Personal, Álvaro Lavín, que ha recordado que se darán entre 150 y 500 euros de ayuda al año gracias al convenio firmado entre el Ayuntamiento y la Federación Cántabra del Taxi, por importe de 40.000 euros, ampliables si fuera necesario.

El concejal santanderino ha señalado que la particularidad de esta medida frente a las implantadas por otras ciudades es que pueden optar todas las personas con discapacidad que no puedan utilizar el transporte público y no únicamente las que sufran movilidad reducida.

“Se trata de una medida más de apoyo a las personas con discapacidad con la que tratamos de facilitar sus desplazamientos, de manera que favorezcamos su autonomía personal y que puedan disfrutar de los mismos derechos que el resto de los ciudadanos, en cuanto al ocio, el empleo, etc.”, ha remarcado.

En este sentido, ha explicado que los bono-taxi, que tienen un valor unitario de dos euros, son compatibles con cualquier otra ayuda a la movilidad y pueden solicitarlos los empadronados en Santander que tengan legalmente reconocida una discapacidad que impida o dificulte utilizar el transporte colectivo.

Otros de los requisitos serán no poseer vehículo propio adaptado para la conducción; que, siendo propietarios de ese vehículo adaptado, no tengan carné de conducir; o que, siendo propietario del vehículo adaptado y estando en posesión del carné de conducir, esté imposibilitado para la conducción.

Su validez es anual, y quienes, por cualquier circunstancia durante el año en curso no puedan hacer uso de todos los bono-taxis concedidos, deberán devolver los no utilizados al Ayuntamiento al finalizar el año.

Las personas beneficiarias, que puede ir acompañadas, entregarán los bono-taxis a los taxistas como contraprestación del transporte, pudiendo utilizar todos los vales que se precisen por servicio, y cuando el importe del viaje efectuado lo requiera, deberán abonar en moneda la diferencia que resulte entre el precio del trayecto y el valor de los bono-taxis aportados.

Ayudas al bono taxi en Santander para personas con movilidad reducida