Los VTC presionan a la Junta de Andalucía para que regule



El 1 de octubre de 2022 expira el plazo que el Ministerio de Transportes dió en 2018 a las comunidades autónomos para que regulen la actividad de los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC). A partir de esa fecha, las autorizaciones de VTC pasarán a ser interurbanas, por lo que para poder seguir operando en las poblaciones deberán de adaptarse a la normativa y en el caso de que la comunidad autónoma no haya regulado, simplemente no podrán operar.

La cuestión es qué en Andalucía, a diferencia de otras comunidades, aún no ha regulado y Unauto y Aseval están presionando para que sus 3.262 autorizaciones que tienen sigan operativas. Eso sí, no quieren adaptarse al marco legal de los quince minutos obligatorios de pre contratación -que es el mínimo que figura en la nueva Ley de Transportes Terrestres.

A un año vista de que se cumpla la moratoria recogida en el Real Decreto de Ordenación de los Transportes Terrestres el Ejecutivo regional siguen sin concretar una regulación.

El pasado mes de febrero entró en vigor el decreto de modernización del taxi que, entre otras medidas, contempla la posibilidad de compartir vehículo o la contratación a precio cerrado para que el cliente sepa de antemano cuánto le va a costar el trayecto. Sin embargo, la regulación de los VTC sigue en punto muerto debido a la falta de consenso.

Los VTC presionan a la Junta de Andalucía para que regule