Uber y Lyft buscan ceder las licencias en California para eludir la Ley AB5

Uber y Lyft están estudiando la posibilidad de ceder las licencias a otros operadores de flotas en California, ya que ambas empresas de transporte deben de clasificar a los conductores como empleados.

Las empresas creen que un modelo similar a una franquicia les permitiría mantener una relación independiente con los conductores, evitando el requisito de darlos de alta como empleados y por consiguiente, tener que pagar vacaciones y seguridad social.

Según los informes, Lyft ya presentó el plan a su junta directiva, mientras que Uber ya opera bajo un modelo similar en España y Alemania.

La Ley AB 5, que está diseñada para reclasificar a los trabajadores autónomos como empleados, entró en vigor en enero, pero Uber y Lyft se han negado a cumplirla argumentando que son una plataforma tecnológica y no una empresa de transporte.

En mayo, el estado había demandado a ambas empresas para hacer cumplir la ley, y este mes el juez Ethan P. Schulman, de la Corte Superior de San Francisco, ordenó a las empresas que dieran de alta a sus conductores.

Uber y Lyft pierden el esperado juicio de California, los conductores son empleados
El juez de la corte suprema, Ethan P Schulman, en la estación de ferris San Fran

 

Uber y Lyft pierden el esperado juicio de California, los conductores son empleados

 

 

 

Ambas empresas apelaron la sentencia y advirtieron que podrían tener que cerrar sus operaciones en el estado si no se revoca la orden.

Las empresas quieren dar la vuelta a la Ley AB5 con la proposición 22

Uber y Lyft se han opuesto sistemáticamente a la Ley AB 5 y han presionado para limitar su ámbito.

Ambas empresas, junto con la empresa de reparto de comida DoorDash, se han comprometido a impulsar la Proposición 22, una medida de votación para las elecciones de noviembre en la que han invertido 90 millones de dólares.

Con esta inversión, pretenden convencer a los votantes para que se sigan manteniendo a los conductores como trabajadores autónomos.

En este contexto, Lyft han enviado correos electrónicos a sus clientes y ha pedido mensajes de apoyo a la Prop 22 para su aplicación.

Uber ha utilizado en el pasado su aplicación para aprovechar la atención al cliente, como lo hizo en 2015, al agregar una ventana emergente en la aplicación que pide a los usuarios de Nueva York que envíen un correo electrónico a DeBlasio para que retroceda en la legislación propuesta que limitaría la cantidad de vehículos Uber en la ciudad.

Las tres empresas, Uber, Lyft y DoorDash, están utilizando los 90 millones para presionar y conseguir que no les afecte la AB5.

El engaño de la propuesta 22 que Uber y Lyft ofrecen a los trabajadores de California

 

El engaño de la propuesta 22 que Uber y Lyft ofrecen a los trabajadores de California

 

Más presiones

En un artículo de opinión publicado en el New York Times la semana pasada, el director ejecutivo de Uber, Dara Khosrowshahi, presionó de una «tercera forma».

Khosrowshahi escribió que la clasificación de los trabajadores como empleados era una «elección falsa», y agregó que las empresas asumen «más incertidumbre y riesgo» cuando tienen que proporcionar más beneficios a los trabajadores autónomos.

Sugirió que, en cambio, se debería exigir a las empresas impulsadas por el trabajo en vivo que creen fondos de beneficios que los trabajadores puedan usar para todo, incluido el seguro médico y el tiempo libre pagado.

La cantidad de dinero a la que cada trabajador tendría acceso se basaría en la cantidad de horas que dediquen.

Afirmó que, si tal ley existiera en los 50 estados, Uber habría contribuido con 655 millones a los fondos de beneficios el año pasado, pero no ofreció ningún detalle.

Uber y Lyft buscan ceder las licencias en California para eludir la Ley AB5