Fallo del Tribunal Supremo de Canadá: Los conductores de Uber son empleados

El fallo del Tribunal Supremo de Canadá abre el camino a una demanda de acción colectiva por parte de los conductores de Ontario que exigen ser considerados empleados.

Mediante esta decisión, los jueces de la Corte Suprema confirman una sentencia anterior emitida por la Corte de Apelaciones de Ontario que había abierto la puerta a la acción colectiva para garantizar un salario mínimo, pago de vacaciones, seguridad social y otros beneficios. a los conductores de Uber.

Para Uber, la presentación de una demanda colectiva por parte de estos conductores de Ontario tenía como objetivo obligarla a reconocerlos como empleados en lugar de autónomos a su servicio, según lo previsto en su modelo de negocio.

Claúsulas abusivas

Para Uber, las quejas de sus conductores no deben resolverse en los tribunales por acciones colectivas, sino por el mecanismo previsto a tal efecto en el contrato que vincula a la empresa con sus conductores de vehículos.

Hasta ahora, Uber había evitado esta demanda colectiva al hacer valer esta cláusula contractual ante el Tribunal Supremo, que exige que todas las disputas entre la empresa y sus conductores se traten a través de un procedimiento de mediación que se lleva a cabo en los Países Bajos y para lo cual los demandantes deben de gastar aproximadamente 14.500 euros.

Esto representa una suma considerable para sus conductores cuyos ingresos apenas superan los 20.000 al año.

El Tribunal de Apelaciones de Ontario determinó que estas cláusulas contractuales no eran razonables ni aplicables y que los conductores tenían derecho a iniciar una demanda colectiva en ese contexto.

Más noticias del taxi en Canadá

Fallo del Tribunal Supremo de Canadá: Los conductores de Uber son empleados

Dejar respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su dirección de correo electrónico aquí