El taxi de Barcelona exige intervenir en los cambios de movilidad del ayuntamiento

Los cambios de movilidad en la ciudad de Barcelona son latentes en los últimos tiempos. La Zona de Bajas Emisiones (ZBE), carriles con un máximo de velocidad de 30 Km/h, calles semi peatonales, ampliación de los carriles bici y las Superillas.

Todos estos proyectos han hecho de Barcelona un ejemplo de ciudad en la lucha por el cambio climático.

Las grandes ciudades, encabezadas por Barcelona, Londres y París, han reivindicado el papel de las grandes urbes ante los retos que plantea la emergencia climática, reclamando objetivos y compromisos ambiciosos y rápidos en la COP26. Los alcaldes y alcaldesas más representativos han defendido que las ciudades no pueden desempeñar un papel secundario y que las grandes áreas urbanas son esenciales para revertir la crisis climática.

La participación de Barcelona en la cumbre del clima de Naciones Unidas ha reconocido las políticas de emergencia climática que está desarrollando la capital catalana. El Plan Clima de Barcelona fue premiado como la mejor iniciativa de las grandes ciudades europeas, un galardón otorgado por un pacto que agrupa a más de 7.000 autoridades locales y 51 regiones europeas.

Pero, ¿estas iniciativas deben de excluir al servicio público del taxi en la movilidad preferente? ¿Es el taxi de Barcelona un vehículo particular? ¿Los ciudadanos y ciudadanas de la Ciudad Condal que usan el taxi son de tercera categoría?

Todas estas preguntas se hacen los 14.000 taxistas del Área Metropolitana de Barcelona ante las restricciones que el consistorio ha aplicado al servicio público del taxi.

Preguntas que han hecho al gerente de movilidad del ayuntamiento de Barcelona, Manuel Valdés, y que han caído en saco roto.

Los socios de Élite Taxi están artos

En los últimos días, y a través de la aprobación de los socios de Élite Taxi Barcelona -la asociación del sector más representativa- decidieron en asamblea hacer frente a la situación de menosprecio que se está produciendo por parte del Ayuntamiento de Barcelona, en lo referente a los cambios de movilidad del Taxi del AMB.

«…sobre todo menosprecio a los miles de usuarios de nuestro servicio, muchas y muchos de ellos, personas con los recursos económicos muy justos, pero que dependen del taxi desde diferentes puntos de vista», ha indicado la asociación en una nota de prensa a la que ha tenido acceso Todo Taxi.

Según reivindica la asociación, son innumerables las personas de tercera edad que se sienten con inseguridad en el transporte público colectivo generada por las situaciones derivadas de la pandemia, además de colectivos vulnerables en lo referente a movilidad o mujeres que se sienten más protegidas hiendo en un taxi y viendo que el taxista espera hasta que entran en la portería de su casa.

«Menosprecio a miles de usuarios desfavorecidos y con problemas importantes. El usuario de Taxi no es una persona de 4 categoría en esta ciudad, cuando a duras penas pueden muchas veces subir y bajar de un taxi y necesitan de la ayuda del taxista», indica Élite Taxi.

Sin embargo, todos esos usuarios de diferentes medios de transporte, si pueden utilizar los circuitos diseñados para convertir en eficiente la movilidad de la ciudad, pero no así el servicio público de taxi, que ellos mismos regulan.

Élite Taxi en defensa de ciudadanos y ciudadanas

La asociación Élite Taxi BCN ha querido dejar claro cuál es su posicionamiento es este aspecto:

«Mucha gente ha acusado a Élite Barcelona de posicionarse en defensa del Ayuntamiento de Barcelona y en cuanto al taxi especialmente se refiere, y nos sobran los motivos y los argumentos, para haberlo hecho… pero desde la pandemia, el taxi ha sido avasallado y expulsado de sus propios carriles en muchos casos, para convertirlo en un vehículo convencional».

Son varios los motivos que han hecho estallar al sector del taxi en lo que se refiere a la movilidad en Barcelona.

La futura remodelación de la Vía Laietana es uno de los principales, ya que en el proyecto de renovación se pretende que Bus, Taxi y Bici compartan un carril, con los graves problemas de seguridad que esto conlleva.

La apertura del túnel de Les Glories también ha puesto el foco en la segregación del taxi en este punto, ya que quedará excluido en este tramo.

Además, existen otros puntos en la ciudad con carriles que se han adecuado para uso exclusivo del bus, cuando antes estaba permitida la circulación de los taxis.

También hay otros puntos de controversia como son los giros prohibidos al taxi en la Gran Via del les Corts Catalanes. Cambios de movilidad con restricciones, que como indican los taxistas, van en contra de la movilidad de los ciudadanos y ciudadanas de la ciudad.

La Élite Barcelona no se casa con nadie, y es tan buena o mala según los gustos, para apoyar a un consistorio o político, como para ponerlo en el punto de mira, si bajo nuestro punto de vista no está obrando correctamente, y en ese aspecto el color político pasa a un segundo plano, porque lo primero para nosotros es el Taxi y sus usuarios.

Movilizaciones inminentes

El sector del taxi de Barcelona ha anunciado que las movilizaciones en la ciudad no tienen marcha atrás.

Élite Taxi Barcelona va a proponer a todo el sector salir a las calles como protesta el próximo jueves, 2 de diciembre, «debido al desprecio que el gerente de movilidad del ayuntamiento de Barcelona Manuel Valdés, ha mostrado hacia todos los ciudadanos y porque su cruzada contra la eficiencia del servicio público del taxi no sea más mermada por la poca sensibilidad de los técnicos del departamento de movilidad donde ejecutan cambios que son determinantes para el desarrollo de la actividad».

El día 2 de diciembre los taxistas iniciarán una marcha lenta que comenzará su recorrido en las torres venecianas de la Plaza de España y marchará por la Gran Via hasta la calle Balmes, para cruzar la Plaza de Catalunya hasta llegar a la Vía Laietana, haciendo una parada en la emblemática plaza Antoni Maura para hacer un acto reivindicativo en defensa de la NO desaparición de esta parada de taxis. Seguidamente los taxistas marcharán hasta la Plaza de Sant Jaume para exigir que los máximos responsables en movilidad, Janet Sanz y Laia Bonet, ofrezcan soluciones al sector.

Élite Taxi advierte de que las movilizaciones no cesarán hasta que se aporte una solución al conflicto.

El taxi de Barcelona exige intervenir en los cambios de movilidad del ayuntamiento